LAM ANTID. ABRAZO 400

  • -

LÁMINAS DE ALTA RESISTENCIA / BAJA ALEACIÓN ANTIDESGASTE ABRAZO 400

LÁMINA ANTIDESGASTE ABRAZO 400: El ámbito de aplicación del acero ABRAZO 400 es por excelencia el de las utilizaciones que exijan una elevada resistencia a la abrasión y una buena soldabilidad.

Ejemplos: excavadores, dragas, cubos basculantes, camiones, trituradoras, herramientas de corte, cuchillos y cuchillas.

 Composición química (% en peso) 

w

Estado de suministro: Las láminas son templadas al agua con un enfriamiento controlado.

Características mecánicas y tecnológicas: Valores típicos para un grosor de 20 mm

Dureza a temperatura ambiente: 360 – 400 HB

Resistencia a la tracción: 1300 N/mm2

Límite de elasticidad: 1000 N/mm2

Prolongación: 12% (1 = 5.65 Vso, sentido transversal)

Resiliencia: 1150 – V / Charpy – V, sentido longitudinal (probeta 10mmx10mm) 30J A 40°C

Aptitud de plegado: Rayo de mandril < 2.0 x el grosor de la probeta.

Ángulo de centrado 180° (prueba de plegado sobre probeta transversal)

Densidad: 7.87 g/cm³ (0.284 lb/in³)

Soldadura y oxicorte: En principio, las recomendaciones otorgadas en la ficha técnica SEW 088 y en el boletín de información No. 2 de la CECA, se aplican por analogía, teniendo en cuenta sin embargo el valor importante de la resistencia, así como de la elevada templabilidad. Por otro lado es necesario tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

Para los grosores hasta 20mm aproximadamente, una soldadura final es realizable sin precalentamiento, en el caso de montajes difíciles, de elevada dureza del metal de contribución, de condiciones atmosféricas desfavorables y en general para los grosores superiores a 20mm, se recomienda precalentar entre 100/200°C para evitar la formación de grietas en la zona soldada. Un precalentamiento superior a 200°C se debe evitar ya que se disminuye la dureza.

La temperatura de trabajo se limita a 300°C durante un breve momento. Los materiales de aporte deben ser aplicados lo más suave posible dentro de los límites permitidos para la construcción, para evitar las tensiones abrasivas de los cordones soldados.

Para el oxicorte se aconseja utilizar las temperaturas de precalentamiento mínimas = 90°C, para los grosores de 20 – 50mm.

Conformación en frío: Este acero se presta bien a la conformación en frío a pesar de su elevada dureza, se recomienda limar cuidadosamente los bordes cortados en las zonas de plegado.

Formación en caliente y tratamiento térmico: La dureza del acero es obtenida por un enfriamiento acelerado de austenización. La aplicación de calor, deberá ser seguida de nuevo para que el temple de la pieza recobre su dureza. Los nuevos valores pueden diferir sensiblemente de los obtenidos en el estado de entrega, ya que las condiciones de enfriamiento son generalmente diferentes. El acero puede ser calentado hasta 200°C sin pérdida importante de dureza. La evolución general de los valores de dureza y las resistencias en función de la temperatura del tratamiento térmico está representada en el siguiente gráfico.

VALORES TÍPICOS PARA 20 mm DE GROSOR

Atención: Un calentamiento alrededor de 300 – 400°C puede tener un descenso sensible en la tenacidad con relación a la temperatura ambiente en su estado de entrega.

COMPARACIÓN DE REFERENCIAS EN LAMINA ANTIDESGASTE

y

NOTAS: Los valores expresados en las propiedades mecánicas y físicas corresponden a los valores promedio que se espera cumple el material. Tales valores son para orientar a aquella persona que debe diseñar o construir algún componente o estructura pero en ningún momento se deben considerar como valores estrictamente exactos para su uso en el diseño.

Ferrocortes S.A.S proporciona la anterior información como respaldo para la aplicación de productos por lo que no se hará responsable por el mal uso que se le pudiera dar; se recomienda la asesoría de un Ingeniero capacitado que verifique la aplicabilidad de la misma.


Método de pago Online

Buscar Contenidos

Certificados de Calidad y Compromiso

certificadoS

Subscribete a Nuestro Boletin



FERROCORTES S.A.S Construyendo el presente para transformar el futuro.